“Manchas en el silencio” de Cristina Lucas, en Sala Alcalá 31.


La nueva temporada expositiva de la Sala Alcalá 31 se ha inaugurado con la muestra Manchas en el silencio, de Cristina Lucas, una de las artistas actuales españolas con mayor proyección internacional. La exposición cuenta con un amplio programa de actividades paralelo, con visitas dinamizadas y talleres intergeneracionales para todos los públicos o los ya clásicos Encuentros en Alcalá 31.

La exposición Manchas en el silencio, comisariada por el crítico de arte Gerardo Mosquera, tiene como ejes generales la historia, el tiempo y la memoria, materializados a través de instalaciones y vídeoproyecciones. La pieza principal de la muestra es El rayo que no cesa, una vídeo-investigación-instalación en proceso de creación que construye un relato histórico de los ataques aéreos que han provocado víctimas civiles desde 1912 hasta la actualidad.

El rayo que no cesa se va construyendo desde la investigación, un proceso en el que han participado los asistentes al taller de Madrid 45 (Programa de artes visuales de la Comunidad de Madrid) que Cristina Lucas impartió el pasado abril, así como un grupo de estudiantes de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid. A esta investigación también pueden contribuir los visitantes de la exposición, que cuenta con un amplio programa educativo y cultural paralelo con diferentes actividades.

Manchas en el silencio, que hoy ha presentado el director de la Oficina de Cultura y Turismo, Jaime de los Santos, se acompaña de la publicación ‘Wavelength / Longitud de onda’, coproducida por la Comunidad de Madrid, el OK Center for Contemporary Art y el Mudam Luxenbourg, donde se recoge el trabajo de Cristina Lucas durante la última década. Incluye textos de la propia artista y de especialistas como Estrella de Diego, Chantal Pontbriand, Sergio Rubira o el comisario de la muestra, Gerardo Mosquera, entre otros.

Más información: aquí.