MERCADILLO LABORAL: DISEÑO + AMOR. Capítulo 36


Los días 13 y 14 de abril, ha tenido lugar en LABoral el ya
clásico mercadillo de diseño. Desde 2008 se está desarrollando esta iniciativa
distribuída en tres convocatorias al año, donde se pretende ofrecer un espacio
abierto a la creatividad de diseñadores y emprendedores que viven y trabajan en
Asturias.

En el mercadillo se pueden adquirir joyas, piezas de
decoración, camisetas y objetos artesanales hechos con “mucho amor”. Para ello,
y por primera vez en esta ocasión, LABoral ha lanzado un sello que certifica
que son artículos autoproducidos y diseñados por los participantes bajo las
premisas de diseño sostenible, edición limitada, calidad y fabricación local.

El mercadillo, coordinado por Marco Recuero, va aumentando
en éxito en cada nueva edición. Desde el principio, el número tanto de público
como de diseñadores, ha ido creciendo de forma significativa llegando a
sobrepasar los 6000 visitantes en las últimas convocatorias
. En la celebrada el
pasado fin de semana, presencialmente se acogieron 50 stands, pero todos los
preseleccionados tienen un lugar para la difusión y venta de sus productos en
el mercadillo online. Y no solo ellos. LABoral ha puesto
también a la venta a un precio reducido, 
una línea de productos diseñados y elaborados por fabLAB Asturias,
laboratorio de fabricación digital del Centro de Arte, además de publicaciones,
catálogos de exposiciones y productos que normalmente se encuentran en la tienda
del Centro.
Y es que LABoral no solo es un centro de arte. Es también y
como su nombre indica “centro de creación industrial”
. En este sentido, el
diseño entendido como base de la creación industrial tiene gran presencia y
apoyo en sus actividades. Prueba de ello es la convocatoria de los premios con
la Escuela Superior de Arte del Principado de Asturias (ESAPA),  Joven Diseñador del Año LABoral 2009 y la
organización de la exposición de diseño experimental Nowhere/Now/Here, o bien
con el espacio Trastienda,
un nuevo concepto de tienda-taller que concibe la práctica del diseño y la
producción de objetos como un proceso de investigación abierto y permanente. En
este espacio puedes adquirir los productos pero además, puedes fabricarte el
tuyo propio gracias a la información online, incluyéndote así en los procesos
de creación e investigación específicos.
Como actividades paralelas al mercadillo, pueden visitarse
las exposiciones de forma gratuita. En este enlace podéis curiosear los participantes, sus
páginas web, sus productos y toda la información necesaria sobre esta última
convocatoria.
Pero centrémonos en el significado de todas estas
iniciativas. El museo, tal como hoy se entiende y derivado de las teorías de la
nueva museología y la museología crítica, es un lugar por y para la sociedad.
Un espacio de aprendizaje, discusión, disfrute, para el desarrollo cultural y
social. El museo tiene que estar integrado en su comunidad, hacerse necesario y
apoyar y crear iniciativas que establezcan dinámicas de colaboración
.
Podríamos decir que LABoral es una excelente muestra de esta
concepción
. En el caso del mercadillo, confluyen varios objetivos que solo se
conseguirán con la ayuda y el trabajo de la comunidad: apoyar el talento local
y su emprendimiento, dar visibilidad a jóvenes asturianos con iniciativas
interesantes y proyectos innovadores, dar a conocer la actividad artística y
las exposiciones que el centro de arte lleva a cabo, y con ello, introducir al
público no especializado en el arte más experimental y tecnológico. En
definitiva, crear lazos, fidelizar públicos y dar oportunidades. Una
herramienta participativa que hace del centro un elemento dinamizador de la
ciudad y la región.
Además, LABoral en su propio programa expositivo apuesta por
la creación artística in situ a través de becas o residencias, que dan como
resultado la producción de obra y de exposiciones. Por todo ello, a lo que
sumamos los talleres pedagógicos, seminarios y la gran cantidad de actividades
que ofrecen, el centro es una institución abierta, participativa y accesible en
la que se debe fijar la mirada desde el resto de instituciones del mismo tipo a
nivel nacional.
Para finalizar citaré a Nina Simon, consultora de museos,
diseñadora de proyectos de difusión y participación ciudadana, y diseño de
exposiciones. También autora del blog Museum 2.0
“Tener éxito con un modelo participativo significa encontrar
maneras de diseñar plataformas de participación (…)”
El mercadillo, sin duda, es una gran plataforma de
participación en la que todos ganan: el centro de arte y los ciudadanos. ¡No os
perdáis el próximo!.
También encontráis este artículo en la web de LABoral. En #LABlog

English version